Puedes suscribirte al RSS

Introduce tu Email

6 de octubre de 2013

Amores reñidos: Aquiles y Pentesilea

Marga Fdez-Villaverde
Aquiles y Pentesilea (detalle, 470-460 a.C.), Staatliche Antikensammlungen, Munich. 
Pentesilea y Aquiles se miran a los ojos en el preciso momento en que el héroe clava su espada en el pecho de la amazona. Un episodio de gran carga dramática, pero que apenas se ha representado en el arte. Exceptuando algunas cerámicas y relieves griegos, cuesta encontrar ejemplos que merezca la pena destacar.

Estamos en plena guerra de Troya. Aquiles ha matado a Héctor y el anciano rey Príamo empieza a ver peligrar su inexpugnable ciudad. Pentesilea, la reina de las amazonas, le da un respiro al acudir en su ayuda con su temible ejército de mujeres guerreras. Tras una lucha encarnizada entre amazonas y griegos, Aquiles y Pentesilea se encuentran frente a frente en el campo de batalla. Aquiles sale victorioso, pero se enamora de la reina cuando ésta cae al suelo herida por sus armas. 

Este episodio mítico estaba narrado en un poema épico llamado la Etiópida, atribuido a Arctino de Mileto, y que venía a ser la continuación de la Ilíada. Por desgracia no se conserva y nos tenemos que conformar con un resumen breve de su argumento escrito por Proclo varios siglos más tarde:
La amazona Pentesilea, hija de Ares y tracia de nacimiento, acude en ayuda de Troya y después de grandes hazañas, es muerta por Aquiles y enterrada por los troyanos. Seguidamente Aquiles mata a Tersites por burlarse de su supuesto amor por Pentesilea. 
(Proclo, resumen de la Etiópida de Arctino de Mileto de los siglos VIII-VII a.C.)
Este tal Tersites, según la Ilíada, era el griego más feo y cobarde que existió nunca: cojo, patizambo, jorobado, con poco pelo y para colmo de males, bocazas. No se conformó con reírse de Aquiles, cosa poco prudente teniendo en cuenta el mal genio que se gastaba el héroe, sino que además tuvo el mal gusto de sacarle los ojos con la lanza al cadáver de la amazona. Como era previsible, Aquiles le soltó un guantazo que le partió todos los dientes, dejándole más feo si cabe, y luego le remató a puñetazos. Clásico ejemplo de "por la boca muere el pez".

El resumen de Proclo no nos deja claros los sentimientos de Aquiles. Pero si nos fijamos en las cerámicas griegas, pintadas en una época en la que todos se sabían estos poemas de memorieta, podemos comprobar que las acusaciones de Tersites no iban del todo desencaminadas: el héroe y la amazona se cruzan una mirada de lo más sugerente, prueba palpable de ese flechazo del que se mofaba el bocazas.

Un ejemplo temprano es esta ánfora de figuras negras realizada por el famoso ceramista Exequias. Aquiles desvía la lanza de la amazona y le clava la suya en el cuello (el chorro de sangre es bastante gore). Aunque el héroe lleva toda la cara cubierta por el casco, podemos ver como sus ojos se dirigen a los de Pentesilea, que va súper elegante con su vestido de piel de leopardo. (Haced clic en la segunda imagen para ampliarla y ver bien los detalles.)

Exequias, Aquiles y Pentesilea (540-530 a.C.), British Museum, Londres

Exequias, Aquiles y Pentesilea (detalle, 540-530 a.C.), British Museum, Londres
La escena se repite en esta copa de figuras rojas, realizada casi un siglo más tarde. Al ser posterior, el dibujo es bastante más detallado y las anatomías más creíbles. Fijaos además en la habilidad del pintor para encajar nada menos que cuatro figuras en el fondo circular de la copa.

Nota: la cerámica clásica griega se divide en dos etapas muy fáciles de diferenciar. La primera es la de "figuras negras", con figuras negras pintadas sobre el fondo rojizo de la arcilla, y la segunda es la de "figuras rojas", en la que el fondo se cubre de negro y las figuras se dejan del color de la arcilla.


Aquiles y Pentesilea (470-460 a.C.), Staatliche Antikensammlungen, Munich
La amazonomaquia es el tema iconográfico que representa la lucha de los griegos contra las amazonas. Al igual que la centauromaquia (lapitas contra centauros) o la gigantomaquia (dioses contra gigantes), simbolizaba el triunfo de la civilización griega sobre la barbarie. Evidentemente, los griegos siempre salían victoriosos de estas contiendas; no iban a ser tan bobos como para inventarse mitos en los que el adversario les diese de palos. ¿Machistas? Bastante, pero con matices. Tengamos en cuenta que ellos veían a las amazonas como un contrincante duro de pelar, capaz de enfrentarse con ellos de igual a igual. Tiene su lógica, ¿cómo iban a conseguir gloria en la batalla si luchaban contra un ejército físicamente más débil? Resumiendo, vencían a las mujeres, pero les costaba lo suyo.

Hay montones de relieves griegos con el tema de la amazonomaquia. El problema es que los griegos se enfrentaron con las amazonas en al menos tres ocasiones (una comandados por Hércules, otra por Teseo y la tercera en la guerra de Troya) y a veces resulta difícil saber qué batalla en concreto se está representando. En el Museo Británico se conserva una amazonomaquia procedente del templo de Apolo en Figalia. Algunos autores consideran que parte de este friso representa la batalla de Troya, aunque no todos los expertos opinan lo mismo. Yo por si las moscas os dejo aquí el supuesto enfrentamiento entre Aquiles y Pentesilea, enfatizando que no es más que eso, "supuesto".

Friso del templo de Apolo en Figalia (420-400 a.C.), Museo Británico, Londres
Friso del templo de Apolo en Figalia (420-400 a.C.), Museo Británico, Londres
Friso del templo de Apolo en Figalia (420-400 a.C.), Museo Británico, Londres
Friso del templo de Apolo en Figalia (420-400 a.C.), Museo Británico, Londres
El frustrado rollete entre Aquiles y Pentesilea tiene un trasfondo simbólico. El significado que tienen los nombres de los protagonistas de los poemas épicos generalmente determina su suerte. Penthesileia significa aquella que siente dolor o pena (penthos) por la gente (lâos), mientas que Akhilleus también es aquel que siente dolor o pena (achos) por la gente (lâos). Por tanto, héroe y amazona están unidos por un mismo destino. Pentesilea es el alter ego femenino de Aquiles y prefigura en cierta medida la muerte del héroe, que se producirá poco después en circunstancias similares. Ambos mueren como deben morir los héroes, en medio de su gran momento épico o aristeia, lo que les permitirá vivir eternamente en los poemas épicos.

Interesante, ¿verdad?

Marga Fdez-Villaverde / Historia del arte - Gestión Cultural

Autora de los blogs Harte con Hache y El cuadro del día. Organizo visitas a museos y exposiciones en Madrid e imparto cursos online sobre arte.

13 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada , sumamente valiosa en lo histórico y contada de mod entretenido y simpático; la he compartido en la página de Vorax Lectora con una invitación para visitar el blog y vuestra página.Saludos y seguiré mirando y leyendo estas preciosas notas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Vorax Lectora y no te atragantes con demasiada lectura :-)

      Eliminar
  2. Muy interesante el artículo, cada vez que me enfrento a una jarra de esas me resulta más difícil de interpretar que un cuadro de Tapies, Luego a toro pasado, toas decimos:
    - Oh, siiiiiiii, esta mu claro, ese es Teseo, y aquella Hipólita..ya,
    (¡Y unos ojones!), la jarra de arriba lleva puestos los nombres pero las otras no.

    De todas formas, el Aquiles se pasa de bizarro, Si no le gusta como va vestida no hace falta que la mate,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sin carteles cuesta mucho identificar a toda esta panda de dioses y héroes. Pero luego sí que es verdad que vista una representación del tema, el resto son prácticamente iguales con ligeras diferencias (se repetían mucho).

      Eliminar
  3. ¿podrías mandarme la bibliografia de este artículo? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Irene... Si te digo la verdad, he mirado muchas fuentes distintas. Las fuentes literarias puedes encontrarlas en www.theoi.com, buscando por personaje tendrás acceso a todos los fragmentos en los que aparece.
      También he sacado bastante información del libro "The Ancient Greek Hero" de Gregory Nagy:
      http://www.amazon.es/Ancient-Greek-Hero-24-Hours/dp/0674073401/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1386751869&sr=8-1&keywords=The+Ancient+Greek+Hero+in+24+Hours

      Eliminar
  4. ei, guapa, quinto de esmira en sus posthomericas, canto I, narra algunos pasajes sobre la épica batalla entre las amazonas y los griegos en toya. quinto escribió muchos siglos despues de arctino, pero seguro, si le hechas un ojo, encuentras algo interesante.
    bonito blog. por cierto.
    un saludo
    :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, echaré un vistazo a ver qué encuentro :-)

      Eliminar
  5. Gracias, me ha sido útil. vamos a ver la obra de teatro en el Valle Inclán "Aquiles y Pentesilea" y me ha aclarado varios asuntos,
    La información es clara, amena y documentada.

    ResponderEliminar
  6. Que tarado este aquiles se enamoro y se arrepiente cuando ya era tarde

    ResponderEliminar
  7. Hace tiempo que te buscaba y te acabo de encontrar...
    Tengo la "virtud" de estropearlo todo, he aquí un ejemplo: Creo que en cuanto a Pentesilea, sería "la que se retuerce de dolor", si utilizamos la raíz eilein (retorcer). Me parece que has confundido esta raíz con la de "laos" de Aquiles.
    Por otra parte, tienes una web extraordinaria, muy bien documentada y con un gusto y sensibilidad formidable.
    Dein ist mein ganzes Herz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo de griego poco, la interpretación de los nombres es de Gregory Nagy :-)

      Eliminar
  8. Muchas gracias!!! Estoy leyendo "Fuegos " y me ha sido utilisimo este post para ir entendiendo.

    ResponderEliminar

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib