Puedes suscribirte al RSS

Introduce tu Email

21 de septiembre de 2013

De camino al hoyo: las marchas fúnebres de Beethoven, Chopin y Satie

Marga Fdez-Villaverde
J. N. Hoechle, La habitación de Beethoven (1827), Museen der Stadt, Viena
(Dibujo pintado tres días después de la muerte del compositor). 
Marcha fúnebre: pieza musical en tono menor caracterizada por su carácter sombrío y un ritmo lento y marcado, imitando el paso solemne de los cortejos fúnebres.

Hasta la llegada de Beethoven, a ningún compositor sensato se le había ocurrido la extravagante idea de meter una marcha fúnebre en una obra musical que no tuviese nada que ver con el tema. Fue el divino sordo quien abrió la veda nada más comenzar su etapa rebelde, cuando se propuso pasarse las normas clásicas de composición por el forro. Lo hizo en el tercer movimiento de su Sonata para piano nº 12 Op. 26 (compuesta entre 1800y 1801), que tituló Marcia funebre sulla morte d'un eroe. Es una pieza demasiado solemne; tanto, que no acaba de dar pena (objetivo primordial de las obras de este tipo), pero aún así marcó tendencia. De hecho, es la la obra que se interpretó en el funeral del propio Beethoven, convenientemente orquestada para darle más empaque. Aquí la tenéis interpretada por Daniel Barenboim (además de los vídeos de YouTube, he incluido en cada caso enlaces de Spotify, por si retiran los vídeos y no me entero).



vídeo de jcalvodiaz


Parece ser que Beethoven le cogió el gustillo a estas alegres melodías y un par de años después incluyó otra marcha fúnebre en el segundo movimiento de su Sinfonía nº 3, la famosa Eroica, obra dedicada a Napoleón Bonaparte en agradecimiento por propagar los ideales de la Revolución Francesa por Europa. Y que le "desdedicó" cuando el corso tuvo la desvergüenza de autoproclamarse emperador, borrando su nombre de la partitura con tal inquina que hasta rompió el papel. En el vídeo siguiente podéis escuchar este segundo movimiento interpretado por la descomunal Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, dirigida por Gustavo Dudamel (y la versión de Spotify de Christian Thielemann, que personalmente me gusta más).



vídeo de geckoclarinetist


Frédéric Chopin

Y llegamos a Chopin, un compositor que no tenía especial cariño a la música de Beethoven, ni a la de Berlioz, ni a la de Schumann, ni a la de Liszt... (sólo hay que ver la cara de rancio que tiene en la foto de arriba). Milagrosamente salvaba de la quema la Sonata nº 12 de Beethoven, que le sirvió de inspiración para su Sonata para piano nº 2, compuesta en 1839 y que incluía, cómo no, una marcha fúnebre. O mejor dicho "la marcha fúnebre", esa que tenemos todos en mente, la que encabeza el top ten mundial de las marchas fúnebres. No me seáis vagos y escuchadla entera, que el tema del interludio (a partir del minuto 2:44) es una delicia. ¿Y qué mejor que vérsela tocar a Arthur Rubinstein?



vídeo de calibardo


Santiago Rusiñol, Erik Satie tocando el armonio (1891), MNAC, Barcelona

Pero tiremos del hilo un poquito más, hasta llegar al verano de 1913, cuando el genial compositor Erik Satie escribe tres piezas satíricas para piano tituladas Embriones disecados (Embryons desséchés). En la segunda de ellas, Embrión disecado de edriophtalmo (un tipo de crustáceo), versiona a su aire la marcha fúnebre de Chopin, que en manos de este gamberro pierde toda su solemnidad. ¿Sois capaces de visualizar mentalmente el funeral de una gamba de postín sin que os de la risa? Yo no. Como es habitual, la partitura incluye indicaciones manuscritas de Satie para "ayudar" al intérprete a la hora de tocar la pieza. Anotaciones del tipo Ils se mettent tous à pleurer (se echan todos a llorar) o Un père de famille prend la parole (un padre de familia toma la palabra)... Os dejo con Aldo Ciccolini al piano.



Marga Fdez-Villaverde / Historia del arte - Gestión Cultural

Autora de los blogs Harte con Hache y El cuadro del día. Organizo visitas a museos y exposiciones en Madrid e imparto cursos online sobre arte.

3 comentarios:

  1. He tenido un verano agitadillo reinventando la rueda: devanándome los sesos para encontrar nuevas actividades de harte con hache y tal y cual. ¡De algo hay que comer!
    Pero que conste que tengo un cuaderno lleno de temas para tratar en el blog. Prepárate que este invierno os voy a aburrir.
    (Y gracias a ti por seguir fiel a pesar de estas ausencias prolongadas que me marco)

    ResponderEliminar

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib