11 de octubre de 2012

El palo y la astilla (la familia Bicker)

La familia Bicker había sido desde el siglo XIV una de las más influyentes y prósperas de Ámsterdam. Gente seria y trabajadora, como Andries Bicker que llegó a ser alcalde de la ciudad en 1627. Este señor tan importante quiso que su imagen pasara a la posteridad y le encargó la tarea al mejor retratista de Ámsterdam, Bartholomeus van der Helst. Miradlo ahí, tan solemne y orgulloso de sí mismo, con su sobrio traje negro de brocado y su impecable gorguera. ¿Quién no confiaría en un alcalde como este? Un hombre que rezuma nobleza por cada uno de sus poros.

Bartholomeus van der Helst, Retrato de Andries Bicker (1642), Rijksmuseum, Ámsterdam

Andries quedó tan satisfecho de su retrato que le pidió a van der Helst que inmortalizase también a su retoño, Gerard Bicker. El pintor se frotó las manos encantado: más monedas para la bolsa y un modelo de primera. Porque el mozo, además de sanote, estaba hecho todo un figurín. "¿Vestirme yo como el carca de mi padre? Ni en sueños. Dejaos de gorgueras y dadme terciopelos, sedas y encajes, cuanto más coloridos mejor. Soy una fashion victim." 

La astilla no podía ser más diferente del palo del que procedía. Y retratándole en la misma pose que a su padre, sobre un fondo idéntico y con la misma mirada orgullosa, como si fuese la imagen reflejada de su progenitor, el artista remarcaba aún más las diferencias entre ambos, dejando patente la degradación moral de una burguesía adinerada que se iba contagiando, poco a poco, de los vicios de la aristocracia europea. 

Bartholomeus van der Helst, Retrato de Gerard Bicker (1640-1652), Rijksmuseum, Ámsterdam.

Y para que os podáis extasiar con los detalles, que son realmente "extasiantes", dos imágenes en alta resolución del palo (Andries Bicker) y la astilla (Gerard Bicker)

5 comentarios:

  1. hermoso post marga, en noviembre voy a ir a amsterdam, que me sugerís que vea?

    ResponderEliminar
  2. No te puedes perder por nada del mundo el museo Van Gogh y el Rijksmuseum. Hay MUCHA cola en los dos para sacar entradas pero en la web de cada museo puedes sacar las entradas anticipadas y llevártelas impresas. Se agradece no tener que esperar en la calle, sobre todo con el frío que hará en noviembre.
    Lo mismo si vas a ver la casa de Anna Frank, reserva anticipada.

    ¡¡¡Me encanta Amsterdam!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo he sido siempre de palo, llámame retentivo-anal.

    ResponderEliminar
  4. qué maestro!
    el tronco, que no astilla, le salió con cara de malo y encima lo malcrían. Este pintor visionario nos anuncia la caída de Occidente.

    ResponderEliminar
  5. Allau, yo depende del día... unos estoy palo perdido y otros me inclino más por el look astilla.

    Kalamar: me ha encantado lo del tronco. Por lo que parece la criatura tenía veintitantos años cuando le retrataron.

    ResponderEliminar