Puedes suscribirte al RSS

Introduce tu Email

13 de enero de 2012

Y el premio al mejor harakiri es para...

Marga Fdez-Villaverde

Madame Butterfly haciéndose el harakiri, pintada por Elisa F-V (10 años) en una tablet

Señoras y señores del jurado,

Harte con Hache les solicita su colaboración en este certamen mundial de Madamas Butterfly en el que las participantes practicarán el antiquísimo rito samurai del harakiri en sus propias carnes.

A continuación les proporcionamos las pautas básicas de harakirismo para que voten con conocimiento de causa a la Madame Butterfly que mejor se rebane la yugular.
  • Se recomienda beber primero un chupito de sake y escribir un poema en un abanico (como esto no lo hace ninguna de las participantes, declaramos nula la norma)
  • La harakirista debe ponerse en el suelo de rodillas (sería de muy mal gusto hacerse el harakiri tirada en un sofá)
  • Ha de envolver el mango de la daga con un trapo o papel para no mancharse las manos de sangre puesto que es algo superdeshonroso (y tengamos en cuenta que uno se hace el harakiri para lavar su honor).
  • Debe atarse las rodillas, muslos o tobillos con una cinta o cuerda para evitar morir abierta de patas, que es igual de deshonroso que mancharse las manos.
  • Clavarse la daga en el abdomen es de machorros. Una señorita que se precie deberá practicarse el corte en el cuello.

Para que les sirva de muestra, aquí tienen a una harakirista profesional haciendo las cosas como mandan los cánones:

La esposa de Onodera Junai preparándose para hacerse el jigai (harakiri femenino), 1848

Antes de que las participantes empiecen a suicidarse, la organización del certamen debe comunicarles que el hijito rubio, rizoso y de ojos azules de Madame Butterfly (sí, es como un querubín a pesar de que ella sea japonesa) la interrumpe en medio del ritual, haciendo que tenga que despedirse de él de forma lacrimógena y plenamente italiana. Como buena madre, le tapa los ojos con una venda para que no vea nada y le deja jugando ahí al lado. Y ahora, sin más dilación, presentemos a las participantes (pasando un poco por alto el hecho de que ninguna sea realmente japonesa):

La primera participante es la soprano italiana Mirella Freni en la película dirigida en 1974 por Jean Pierre Ponnelle:


Vídeo de cavaradossi62

La segunda participante es la soprano norteamericana Patricia Racette en una representación del Metropolitan de Nueva York del año 2009, con puesta en escena del fallecido cineasta Anthony Minghella. Avancen hasta el minuto 3:00 para ver sólo la escena del harakiri.


Vídeo de CamelloParlante

En tercer lugar participaba la famosa soprano italiana Renata Tebaldi, a la que la organización del certamen ha tenido que descalificar primero por esconderse detrás del biombo (aunque eso es lo que manda Puccini en el libreto) y segundo por caerse tan, tan, tan mal: enlace al vídeo.

En cuarto lugar participa la soprano norteamericana Anna Moffo en una grabación de 1956. A pesar de que se esconde detrás del biombo, la organización ha decidido no descalificarla porque nos ha gustado el gesto de que le dé al niño una Nancy japonesa para jugar.


Vídeo de Jamm79

Señores del jurado, la decisión está en sus manos...

Marga Fdez-Villaverde / Historia del arte - Gestión Cultural

Autora de los blogs Harte con Hache y El cuadro del día. Organizo visitas a museos y exposiciones en Madrid e imparto cursos online sobre arte.

4 comentarios:

  1. Mi ganadora es la # 2 Patricia Racette, es creíble pero además me encanta la puesta en escena con marioneta!!
    La primera es muy ceremonial y le falta pasión para mi gusto, la tercera es taaan floja y la cuarta un poco de lo mismo.
    Si, la segunda sin duda!!

    ResponderEliminar
  2. Me parece que va a ganar Patricia... En el Facebook también se ha llevado un par de votos.
    Como interpretaciónn realista, la primera es la mejor, pero la puesta en escena del Met es una maravilla y Patricia Racette está estupenda.
    En cuanto a voces, son todas muy buenas (quizá la más floja sea Anna Moffo). Personalmente, la que más me gusta es la de Mirella Freni, que es como más carnosa y menos estridente.
    Pero vamos, para gustos hay colores

    ResponderEliminar
  3. Ay, con lo que me encanta tu blog y tu forma de contar el arte... pues me cuesta hacer una corrección!!!

    El suicidio ritual japonés no es el 'hara kiri' sino el 'sepukku'. El 'hara kiri' es el corte de cabeza que un samurai amigo le propina al que se raja el vientre "para que no sufra". Es fácil la confusión, sobre todo porque ese término nos ha venido de los 'cultísimos' estadounidenses que ocuparon Japón tras la Segunda Guerra Mundial.

    Aunque entiendo que se use el término para atraer al lector, pero una precisión en medio del texto no hubiera venido mal! Algo así como "(aunque el término correcto del suicidio ritual japonés es 'sepukku' porque el 'hara kiri' es el corte de la cabeza para que no sufra el que lo comete)".

    Pero bueno, son términos difíciles. Espero que me perdones la "bronquina". ¡Sigue siendo absolutamente genial lo que haces!

    ResponderEliminar
  4. Uy... pues no lo sabía. Pero gracias por la aclaración y corrige con confianza cada vez que veas algún error, que seguro que los hay.

    Nunca te acostarás sin saber una cosa más :)

    ResponderEliminar

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib