Puedes suscribirte al RSS

Introduce tu Email

7 de enero de 2012

Astilleros Noé & Co.

Marga Fdez-Villaverde
Todos conocemos la historia de Noé, ese señor que ante la amenaza de un terrible tsunami construyó un barco gigante en el que metió a toda su familia y a dos animales de cada especie. Sin embargo, a pesar de todas las investigaciones realizadas, este relato sigue teniendo muchos agujeros negros: ¿cómo pudo hacerse Noé con todas las especies de animales, incluídos pingüinos y osos polares, en Israel? ¿Por qué no nos hizo el favor de dejar fuera a mosquitos y cucarachas? ¿Cómo se las apañó para que las bestias no se devorasen unas a otras?

En fin... dejemos estos misterios irresolubles para los eruditos y centrémonos en el arte. Veamos diferentes modelos de arcas pintadas por miniaturistas medievales que desafían las leyes más elementales de la física, la ingeniería naval y la lógica.

Empecemos con este arca de tres pisos, con ventanitas para que puedan asomarse humanos y animales. Según la historia, Noé viajó con su esposa, sus tres hijos y sus respectivas (cuatro hombres y cuatro mujeres). En la viñeta de arriba vemos trabajando a ocho hombres. Mediante una simple operación matemática, podemos deducir que cuatro de ellos perecieron ahogados en el diluvio después de haber construido el arca. Un detalle muy feo por parte de Noé, ¿no os parece? Aunque visto el aspecto amenazador que tiene con el hacha en la mano, cualquiera le llevaba la contraria.

Li livre des ansienes estoires, Francia (hacia 1285), British Library

Aquí tenemos dos arcas en forma de casa. En la primera sólo viaja Noé. Por lo que parece, a su familia no le ofrecía demasiada confianza una embarcación construida en ladrillo y prefirieron quedarse en tierra o construyeron un arca alternativa. La segunda es una especie de edificio flotante con elegante decoración gótica en oro, una especie de Titanic de la época. Para subirse a esta, ninguno puso reparos.

Miniatura del norte de Francia (hacia 1280), British Library

Les heures de Louis de Laval, Francia (1480)
Otro modelo de arca bastante popular en la Edad Media fue el formato nave espacial. Estas arcas eran mucho más compactas, seguras y aerodinámicas. Sin embargo, su reducido tamaño no permitía meter dos animales de cada especie, por lo que debieron aparearse unos con otros como buenamente pudieron, dando lugar a la variada fauna que conocemos hoy en día.

Les croniques de Burgues, Francia (anterior a 1407)
Bible Historiale de Guyart des Moulins, Francia (hacia 1411)

Y acabamos con esta sencilla barca a remo que me niego a incluir en la categoría de "arca". Me cuadra más  que sean Noé y su familia haciendo prácticas de navegación antes del diluvio o bien disfrutando del domingo en una barca del parque del Retiro.

Miniatura inglesa de fines del XIV, British Library

Marga Fdez-Villaverde / Historia del arte - Gestión Cultural

Autora de los blogs Harte con Hache y El cuadro del día. Organizo visitas a museos y exposiciones en Madrid e imparto cursos online sobre arte.

2 comentarios:

  1. Absolutamente Genial! Lo que me he reído. Además, no he podido resistirme a colgarlo en el Facebook de FabLab León y en el de la Fundación tMA que lo dirige!!!

    Jajaja! Arte para los que no somos ingenieros... ¡pero deberíamos serlo!

    Divertidísimo Marga.

    ResponderEliminar
  2. Todo tuyo, comparte lo que quieras. Y muchas gracias por los ánimos!!!!

    ResponderEliminar

Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib