22 de diciembre de 2011

Cómo ligarse a la vecina en Nochebuena



Protagonistas:
Rodolfo, escritor submileurista que vive en un piso compartido con tres amigos.
Mimí, la vecina de arriba, una chica con aspecto de mosquita muerta que se las sabe todas.

Antecedentes:
Los colegas de Rodolfo han salido de copas al Barrio Latino, donde le esperan para correrse una juerga. Él se ha quedado un rato para acabar un artículo. De repente, la vecina de arriba llama a la puerta pidiendo lumbre y sufre un vahído... ¿Cómo proceder?

Táctica de acercamiento:
Rodolfo le ofrece a la chica un vaso de vino para que recupere las fuerzas (en realidad, lo que quiere es emborracharla, pero no conviene ser demasiado directo). Las frases que masculla entre dientes denotan que el chico está algo necesitado de "emociones". Mimí deja caer disimuladamente la llave de su apartamento al suelo, hace como que se va y justo en la puerta se "percata" de que la ha "perdido". Le pide a Rodolfo que la busque. Rodolfo debe apañárselas para soplar todas las velas de la habitación sin que se note y echar la culpa a las corrientes de aire de la casa, ay qué malas son. Este truco barato es perfecto para propiciar un acercamiento aprovechando la oscuridad reinante. Los dos gatean por el suelo, cual felinos en celo, haciendo que buscan la llave. Después de hacer manitas un rato, Rodolfo tiene que currárselo un poco y contarle a Mimí quién es él y a qué dedica el tiempo libre.



Vídeo de llunatiq

¿En tu casa o en la mía? 

Mimí se presenta formalmente y le dice a Rodolfo que le encanta tomar el sol en la azotea. Rodolfo quiere llevársela al catre ipso facto aprovechando que el piso está vacío (a saber cuándo volverá a darse una oportunidad así). Ella dice que prefiere salir de copas un rato con él y sus amigos (no quiere que se note que ha bajado a lo que ha bajado). Rodolfo insiste a la desesperada diciendo que "fuera hace mucho frío" (esto lo dice en italiano, aunque viva en París). Mimí se sale con la suya prometiéndole que "estará bien pegadita a él" (el calor humano es el mejor calefactor). A Rodolfo no le queda otra que salir con la chica y presentársela a los buitres de sus amigos, con los riesgos que eso comporta. Al final, Rodolfo conseguirá su objetivo, aunque Puccini no nos deja claro si en su casa o en la de ella.


Vídeo de llunatiq

La Bohème - Giacomo Puccini
Rodolfo: Marcelo Álvarez
Mimí: Cristina Gallardo-Domas
Dirigida por Bruno Bartoletti
Producción de Franco Zefirelli
Teatro alla Scala de Milán (2003)

2 comentarios:

  1. Y... ¿por qué no comentar la historia de Musetta y Marcelo? pero con un vídeo de la Nebretko... por supuesto la música más hermosa de La Boheme

    ResponderEliminar
  2. Me guardo la idea para la nochebuena de este año, ¿te parece?

    ResponderEliminar