6 de febrero de 2009

El sentido del humor de Puccini

Puccini a camello en el centro, entre el otro camello y el burro.

Carta del compositor Giacomo Puccini a su hermana Ramelde, escrita desde Egipto, donde estaba pasando unos días de vacaciones con su mujer Elvira en 1908:

"Las pirámides, camellos, turbantes, puestas de sol, sarcófagos, momias, escarabajos, colosos, columnas, tumbas de los reyes, barcas en el Nilo, un río que no es más que nuestro freddane agrandado, los feces, las largas batas que usan los hombres, los negros, los mulatos, las mujeres con velos, el sol, la arena amarilla, los avestruces, los ingleses, los museos, los arcos al estilo de Aida, los Ramsés I, II, III, etc., el fértil limo del Nilo, las cataratas, las mezquitas, las moscas, los hoteles, el valle del Nilo, los ibis, el búfalo, los insistentes vendedores callejeros, el olor de las frituras, los minaretes, las iglesias coptas, el árbol de la Virgen María, los transbordadores de Cook, asnos, caña de azúcar, algodón, acacias, sicomoros, café turco, bandas con flautas y tambores, procesiones religiosas, bazares, danzas del vientre, gallos, halcones negros, bailarinas, derviches, levantinos, beduinos, kedives, ahebes, cigarrillos, narguiles, hachís, esfinges, la inmensa Fta (el canto del sacerdote en la escena final del Aida de Verdi), Isis, Osiris. Todos me han hinchado los huevos y el día 20 me voy de aquí para descansar un poco. Ciao. Tu egiptólogo."

Extraída de la biografía "Puccini", de Peter Southwell-Sander, editorial Ma non troppo, 2002.

4 comentarios:

  1. Lo comprendo y me gusta su humor. Realmente, acabas hasta los mismísimos...

    ResponderEliminar
  2. Marga, por favor, actualiza el blog, se que estás muy liada... pero tus cursos los das en Barcelona y me tengo que fastidiar y no los puedo hacer...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. lo fuerte es que por lo visto las cosas no cambian mucho en Egipto desde 1908...

    ResponderEliminar